/*-- Java para código leer mas --*/

PRESENTACIÓN

domingo, 13 de septiembre de 2015
Este blog pretende recoger información sobre la historia, las tradiciones y las manifestaciones religiosas que se dan en nuestro pueblo: sobre sus ermitas, San Marcos, San Antón, Santa Lucía, Santo Marcos y San Francisco; sobre nuestra Iglesia: De la Anunciación; de los lugares como La Piedra del Santo; así como sobre las tradiciones que existen en nuestro pueblo entorno a la religión, como es el caso de las Vírgenes que van pasando de casa en casa o los altares que se realizan en el día del Corpus.

Todos los datos intentarán estar documentados. Siempre que sea así se dará la fuente sobre ellos.
En otras ocasiones estos datos se recogerán de la tradición oral. Si existe algún problema sobre estos datos os ruego que me lo comuniquéis. La tradición oral tiene estos inconvenientes. No se pretende dar una información sesgada o incompleta con un interés personal. Si esto ocurre es simplemente por desconocimiento o por una interpretación de los hechos o de la tradición recogida. Os pido comprensión y colaboración en estos casos. Sólo entre todos podremos dibujar la historia de nuestro pueblo.

Año de 1564, denuncia contra Fco. Dávila Hayti, morisco de La Peza, por obligar a su mujer a quemar unas imágenes de Jesucristo, la Virgen y la Verónica

viernes, 8 de agosto de 2014
Morisco de La Peza Tras la conquista del Reino de Granada por los Reyes Católicos en 1492, estos firmaron unas capitulaciones por las que se garantizaba la libertad personal y la conservación de los bienes de los vencidos y el mantenimiento de su organización social, jurídica, cultural y religiosa particular. Sin embargo pronto se empezaron a aplicar medidas que contravenían lo acordado en las capitulaciones: prohibición de portar armas, la negación del derecho a comprar tierras, se implantaron impuestos que sólo los musulmanes debían pagar. A todo esto se unió la política de conversión forzosa al cristianismo iniciada por el cardenal Cisneros, cambiando la que había aplicado hasta entonces el arzobispo de Granada fray Hernando de Talavera y que Cisneros consideraba que no estaba dando resultado. En 1502 se promulga una Real cédula por la que se obligaba a los mudéjares de toda la Corona de Castilla a escoger entre la conversión al cristianismo o el destierro. La inmensa mayoría optó por la conversión, creyendo que sólo por bautizarse se les dejaría en paz. Esto no fue así porque se dictaron leyes que limitaban el uso de sus vestidos tradicionales; se reguló el uso de los cuchillos que podían ser empleados como armas, se restringió la difusión de los libros escritos en árabe, se regularizó la matanza de reses según los usos cristianos y se determinó la responsabilidad de los padrinos y madrinas en el bautismo, se prohibió que celebraran sus fiestas a puerta cerrada, especialmente los viernes. El resultado de esta presión fue que algunos moriscos granadinos optaran por marchar al norte de África. Los que optaron por quedarse, ya convertidos al cristianismo, llevaban una doble vida en el ejercicio de sus creencias, pues si por una parte participaban de las prácticas cristianas,-bautizaban a sus hijos, iban a misa y cumplían con el precepto de confesar y comulgar por “pascua florida”-, por otra, de puertas adentro, seguían practicando los ritos de su religión musulmana: así por ejemplo, después del bautismo de un niño morisco las familias en cuanto llegaban a casa lo lavaban para eliminar el crisma y a continuación realizaban una ceremonia musulmana, seguían con sus abluciones y sus rezos. Todo esto llevó a que en 1565 se reuniera un sínodo provincial de los obispos del reino de Granada en el que acordaron entre otras cosas reclamar la aplicación de las medidas que habían quedado en suspenso en 1526, lo que significaba la prohibición de todos los elementos distintivos de los moriscos como la lengua, los vestidos, los baños, las ceremonias de culto, los ritos que las acompañaban, etc. Además los obispos pidieron al rey que se extremaran las medidas de control, proponiendo que en los lugares de moriscos se asentaran al menos una docena de familias de cristianos viejos, que sus casas fueran visitadas regularmente los viernes, sábados y días festivos, para asegurarse de que no seguían los preceptos coránicos. El documento que transcribo a continuación, de 1564, se refiere a una denuncia contra un morisco de La Peza al que se le acusa de haber quemado imágenes de Jesús, la Virgen y La Verónica que eran de su mujer, cristiana vieja, es decir, no morisca. “Antº Diaz, clérigo fiscal de este obispado de Guadix, denunciador, parezco ante vuestra merced y premisas las solemnidades [presupuestas las formalidades] del derecho acuso criminalmente a Fco Dávila Hayti, vecino de La Peza y haciendo relación del caso digo que el acusado, con poco temor de Dios y de la justicia eclesiástica, en uno de los días del mes de agosto de este presente año, como cristiano nuevo y mal cristiano y sospechoso en las cosas de la fe, teniendo como tiene el suso dicho por su mujer a Isabel Chacón, cristiana vieja, hija de Pedro Chacón, vecino de Cantoria, del río de Almanzora, ha traído y trae a su mujer por fuerza y contra su voluntad en hábito [con vestidos] de cristiana nueva y añadiendo el suso dicho delito a delito, porque tenía su mujer ciertas imágenes de Ntro Sr. Jesucristo y de su santa Verónica e de su bendita Madre y otras historias de santos en su palacio para encomendarse en nuestro Señor, el acusado le dijo a su mujer que para qué tenía allí aquellos diablos puestos delante de él y el acusado las quitó las imágenes y las echó en el fuego y se comenzaron a quemar y su mujer las quitó porque no se quemasen e las cogió e detuvo en sí hasta que su marido se apartó y las escondió y el acusado mandó a su madre Isabel Buxayas que buscase las imágenes e las hiciese ceniza que estaban puestas entre unos zarzos de un armazón de una cama y allende [además] de esto el acusado no sabe la doctrina cristiana y no va a misa y suele estar un año o dos por confesar y si alguna vez confiesa ha sido y es compulso y apremiado, por todo lo cual es digno de punición y castigo y así pido a vuestra merced le condene por lo cual y por lo ansi haber hecho y por lo demás que de este proceso resulta contra Fco Dávila Hayticayo e incurrió en grandes y graves penas e censuras por derecho canónico y por constituciones sinodales en las cuales y en las mayores de ellas pido a vm le condene en su persona y bienes y para ello y en todo lo necesario su magnífico oficio de vm imploro y pido justicia y costas y juro por Dios en forma de derecho que esta acusación no la hago de malicia” Fuente: Archivo Histórico Diocesano de Guadix Autor: José Rivera Tubilla

Vía: elaccitano.com

DICCIONARIO MADOZ: LA PEZA

domingo, 28 de octubre de 2012
A mediados del siglo XIX, 1850, Pascual Madoz vió culminado su deseo de publicar un diccionario geográfico: Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, conocido como Diccionario Madoz. Este constaba de 16 volúmenes.


En el volumen dedicado a Granada podemos encontrar la siguiente entrada, referente a nuestro pueblo:

PEZA (LA) ó LAPEZA: v. con ayunt. al que esta agrega da la ald. ó cortijada de los Villares (V.) en la prov., aud. terr. y c. g. de Granada, (6 leg). part. jud. y dióc. de Guadix (3). sit. en la falda setentrional de Sierra Nevada, en lo hondo de un valle entre la confluencia de dos ramblas llamadas Morollon y Espique; con CLIMA frió, aunque salu dable, vientos O. y N., padeciéndose mas comunmente ta bardillos y calenturas intermitentes. Tiene 403 CASAS, casa de ayunt. y cárcel miserables, un buen edificio destinado para pósito que está hoy desmantelo, escuela de niños do tada por una fundación particular con 500 rs. y el producto de un bancal, de cabida una fan. de tierra en la vega; dos fuentes de ricas aguas en el pueblo y mas de 20 en el térm., igl. parr. (Sta. Maria de la Asunción), curato de segundo asenso, sin anejo alguno, pues la espresada ald. de los Villares corresponde en lo ecl. á la parr. de Diezma (V.) dist. 1/4 leg., si bien el párroco administra el pasto espiri tual á los moradores de los cortijos del campo, que después mencionaremos; 2 ermitas, la una (San Marcos) bien con servada, en las eras al frente del pueblo, y la otra (San Fran cisco de Asis) algo ruinosa, sobre la orilla del arroyo Espi que, en un peñasco elevado: una y otro suelen servir de enterramiento para personas pudientes. Confina el TERM. N. con los de Diezma y Darro; E. los de Graena, Policar y Lugros; S. con lo mas alto de Sierra Nevada, y O. con tér mino de Qüentar; comprendiendo los cortijos y caseríos denominados, Tablillas, Alamillos, Bañuelos, Perca, Sola na, Juntas (llamado asi porque en este sitio se junta el r. del pueblo con el Fardes), Albuñuelas, Cortina, Abellano, Robleda, Linarejos, Fraile, Fardes y Mal-jajara. Hay en la jurisdicción terrenos calizos, siliceos y aluminosos, los unos de estas clases, y los demás, que es lo general, mez cladas entre si estas distintas especies; los roturados de monte y de labor de secano son poco productivos, mas las vegas de regadio, que abundan en alumina rinden muy buenas cosechas. En lo mas alto del cerro cuyas faldas ocu pa la pobl., se ven las ruinas de un ant. cast. de moros, los dos expresados arroyos Morollon y Espique, formados por los manantiales de este térm., y cuyas márg. están vestidas de huertas y alamedas, se reúnen en el estremo inferior del pueblo, llamándose desde aquí r. de Lapeza hasta la dist. de algo mas de 1/2 leg. al NE., donde se junta con el r. Fardes. Cada uno de dichos arroyos tenia un puente de cantería en el pueblo, los cuales aruinados por las ave nidas han sido sustituidos por unos maderos de álamo cu biertos de ramage y tierra. En la parte del térm. del S. al O. hay mucho monte de encina, bajo y alguno que otro ro ble y quejigo. Los CAMINOS son locales y malos, frecuen tándose mas los dos que conducen á la cap. y. á Guadix, de cuya última ciudad se recibe la CORRESPONDENCIA dos veces á la semana. PROD.: trigo, cebada, centeno, maiz, patatas, garbanzos, algún vino y seda; la mas importante es la de maiz; y la de seda, que se vende en Granada; deja de utilidad al pueblo unos 20,000 rs. al año: los morales se crian en bastante número en las dos vegas de la v. Hay ga nado de todas clases, especialmente cabrio y lanar, IND.: la agrícola , la de la seda y el carboneo; 13 molinos hari neros en el arroyo Morollon y el r. Fardes, los cuales abun dan en buenas anguilas , si bien los hab. no se dedican á la pesca. La caza de perdices es bastante considerable, y no faltan palomas, conejos y liebres. Se importa aceite, vino, vinagre y aguardiente, POBL, oficial: 453 vec., 2,058 alm : otros datos le dan 543 vec., 2,466 alm.CAP. PROD.. 3.732,750 rs.IMP.: 157,110.CONTR.: 28,629 rs.

Pongo el enlace para poder ver las fotocopias del artículo, por si hay alguna errata en la transcripción del texto.




Vía | Dinamizador, Inmaculada Hernández

EL BANDOLERISMO GRANADINO: LOS NIÑOS DE GUADIX

miércoles, 4 de abril de 2012
Me encuentro con esta historia de Carlos Asenjo Sedano que publicó el 01-12-2008 en el IDEAL de Granada. Narra la historia de unos bandoleros de la zona de Guadix que se escondieron en La Peza, en el cortijo de los Agustinos, en 1881. Reproduzco el artículo entero del IDEAL.
Las imágenes están tomadas del blog José Asenjo Sedano, donde se reproduce esta historia junto con las imágenes. Estas reproducen a Agapito Cirera y José Polo, "guardias civiles muertos valientemente luchando en La Peza y en la cueva de Campillos con "Los Niños de Guadix".

TRAS las alteraciones de toda clase promovidas por la Guerra de la Independencia (1808/1814), especialmente en su epílogo de miserias, ruinas, desgobierno y afán de libertad, llegó un periodo, el reinado de Fernando VII, en que, por unas u otras razones, muchos desclasados se echaron al monte, al bandolerismo más o menos romántico, de acuerdo con la época, o simplemente al bandolerismo depredador. Una situación que el posterior reinado de Isabel II fue metiendo en cintura gracias a una acción de gobierno más vertebrada y a un desarrollo económico más generalizado y más eficaz, en el cual las nuevas mejoras en las comunicaciones no dejaron de ser un factor decisivo.
Por eso, la aparición bandolera de los llamados 'Niños de Guadix', buscando cierta analogía con los famosos 'Siete Niños de Écija', no dejó de ser un fenómeno, además de anacrónico, también llamativo por sus connotaciones sociales. Sucedieron los hechos durante el reinado de Alfonso XII y la gestión de Cánovas, en el año 1880. Y su germen está en una escapada de seis reclusos de la cárcel de Guadix que, pese a la inmediata búsqueda por parte de la Guardia Civil, no fueron atrapados, posiblemente por la existencia de colaboradores extra muros. Son José Fernández Vázquez, de 40 años; José Valero Valverde, ¿?; Juan Serrano Serrano, de 30; Rafael Jiménez Sierra, de 24; Rafael Olivencia Cárdenas, de 26, y Juan Vázquez Sierra, de 26 años. El pueblo los conocerá como la banda o la partida de 'Sierra y Olivencia'. Durarán sus fechorías poco tiempo, pero serán magnificadas por su voluntaria y trágica muerte.

Enseguida de escapados ya están organizados, sin perder tiempo para actuar en robos, atracos, chantajes, etc. en todo el territorio, especialmente rural, de su demarcación, que son los montes y cortijadas de la zona de Guadix, en donde pronto les surgen cómplices y encubridores. Actúan en grupo o por parejas, pero escapan individualmente, y su actividad es múltiple y simultánea, aquí y allí, sincronizada y sin previo aviso, pero sí violenta y contundente

Pero, como sucede frecuentemente en estos casos, por un azar, en el ferrocarril de Atarfe, son sorprendidos, por simples sospechas, dos de ellos, aunque sin armas. Pero esto no desanima a los restantes cuatro bandidos que, entre otras actividades, se dedican a ayudar a otros presos y a castigar soplones. Su historia es la sucesión de atracos, robos y castigos en toda la comarca sin que la Guardia Civil logre poner el menor remedio a pesar de reforzar constantemente las fuerzas destinadas a esta operación. A veces localizan a los bandoleros, pero siempre se les escurren de las manos.

Y su osadía y seguridad llega al punto de atreverse a presentarse en las fiestas de Navidad de Guadix e integrarse en los grupos callejeros de muchachos que se divierten, de noche, con instrumentos de cuerda, zambombas y otros objetos, cruzándose sin temor con paisanos que les conocen, y que no se atreven a cantar. Y la jactancia del Olivencia llega al punto de proponer y conseguir dar una serenata al Jefe de Policía de la ciudad, bajo sus balcones, en la puerta de su domicilio. Y de ahí se van al Casino, de donde ven salir al comandante de la Guardia Civil, al que saludan ceremoniosamente, y al que siguen de cerca tocando sus guitarras y bandurrias a manera de homenaje, y obviamente, de burla. Y, como es de rigor, no faltan las visitas a burdeles y demás tugurios públicos y pecaminosos.

Como he dicho, la partida es localizada con frecuencia por los espías de la Guardia Civil, y los guardias llegan hasta a enfrentarse con ellos y cruzar tiroteos que resultan infructuosos, ya que, en el último momento, los bandoleros se escurren. Así hasta que, en la primavera de 1881, se hace cargo de la escandalosa situación el teniente coronel primer jefe de la Guardia Civil de la provincia de Granada, quien decide acabar con este juego. Y enseguida pone en circulación una eficaz estrategia de 'chivatos' que no tardan en filtrarle que los dos jefes de la Partida, Sierra y Olivencia, suelen pernoctar en el cortijo de 'Los Agustinos', en La Peza, bajo la cobertura del cortijero, su mujer, embarazada, y sus cinco hijos. Cortijo que inmediatamente es sometido a vigilancia con guardias camuflados de campesinos. Y elige un numeroso grupo de guardias, buenos tiradores y valientes Y a esperar que los bandidos entren en la ratonera.

Y efectivamente, en una noche infernal de ventisca y frío, los bandidos entran en el cortijo. E inmediatamente comienzan los civiles a estrechar el cerco y a conminarles para que se rindan, a lo que los bandidos se oponen terminantemente sin dejar de disparar por todas partes, aunque en un intervalo, se convienen con los civiles, para que abandonen la cortijada, el cortijero, su mujer y sus hijos, para ellos solos continuar la lucha.

Muy numerosos los civiles, y hechos ya dueños de la situación, y cercados los bandidos, la suerte estaba echada. Por eso la Guardia Civil insistía en su rendición con la promesa de que nada les sucedería, creyendo ser muchos más los cercados.. Pero los bandidos no aceptaron la oferta, respondiendo a tiro limpio. Por lo que la Guardia Civil hubo de agujerear las paredes de la cortijada para forzarles a salir. Pero nada consiguieron. Entonces, la Guardia Civil recurrió al remedio extremo en estos casos: prenderle fuego al Cortijo. Rociándolo de gasolina, y echando los manojos encendidos por las chimeneas. El resultado fue aminorarse el tiroteo desde el interior hasta desaparecer. «¿Nos achicharraréis, pero no nos rendiremos!», voceaban. Entonces, todo el cortijo humeante y desmantelado, los guardias decidieron entrar. Y allí se encontraron a los bandidos Sierra y Olivencia carbonizados. Eran los únicos que estaban dentro. Los otros dos fueron detenidos poco después.

Corpus La Peza 2011.

miércoles, 29 de junio de 2011





Texto visible texto oculto

APODOS DE LA PEZA

lunes, 13 de septiembre de 2010
Con motivo de la recreación histórica que se ha realizado en nuestro pueblo, el pasado 28 de agosto. A unos intrépidos participantes se les ocurrió la feliz idea de generar una pancarca con el nombre de los apodos de los lapezanos actuales. Como hace poco, durante este invierno, anduve recogiendo apodos para una entrada en la enciclopedia andaluza, Wikanda; me he animado a completarla con los mostrados en dicha pancarta. El resultado es esta lista, no definitiva, pero sí significativa de la riqueza de nuestro pueblo. Muchos apodos son antiguos, algunos ya en desuso, otros muy recientes. Lo que se aprecia es que esta parte de nuestra tradición está viva.



Aquí pongo la lista. Se puede consultar en Wikanda (pincha AQUÍ). Si te registras podrás modificar, completar o corregir la lista. Anímate, si tienes alguna sugerencia para completar esta lista que recoge una parte de nuestra memoria.

A
Abelardos
Actionman
Adil
Alambrique
Alebuya
Alejos
Almagro
Araos
Arbusto
Ardven
Artachos
Avellanes

B
Baby
Baenas
Balitas
Barberos
Barraganes
Bareta
Barrios
Basilios
Belechones
Belenes
Bigotes
Billetes
Blasicos
Bornes
Borrega
Boscabujas
Botijo
Botines
Bucabujas
Buflón
Buitre
Buque
Burriquillas



C
Cabezón
Cacaroco
Cachero
Cagarillas
Cagones
Calderillas
Cale
Caleros
Cancos
Canillos
Cantón
Cañi
Carajuanete
Carapito
Carasucias
Carlicos
Cartucho
Casquete
Castros
Catalines
Celebre
Chaquetillas
Chaparros
Charico
Charo
Cherras
Cherras
Chesco
Chico Noreta
Chino
Chorras
Chorrovispas
Chupete
Chumpo
Chuves
Cimbeli
Cobelos
Cojogallo
Colas
Colaso
Coliches
Colomeros
Coloraos
Colasicos
Cominos
Coneja
Corderos
Cordones
Cornilla
Correo
Coscojos
Criselia
Cristos
Cuarterona
Cuba
Cuerpo Seta
Cupios
Curas
Curilla


D

Darreños
Detalles
Dieguitos
Digoliches
Dominguín
Dotes
Dubijes
Duende

E
El Corba
EL Cura
El Joven
Elías
Emilicos
Enano
Enmayao
Escalera
Estaca

F
Fajardos
Farfollas
Faustinos
Fraguas
Frascos
Frasquillos

G
Galerías
Galianos
Galindos
Gallardos
Gallos
Gañez
Garbanzo
Gari
Garrapato
Gata
Gatos
Gavilán
Gavilana
Genial
Godois
Granjeros
Guilas

H
Hartachos
Herminias
Hilos
Huertas
Huetes

I
Ignacios
Indio

J
Jacintos
Jarangos
Jeromanca
Jesusico
Joe el Indio
José de la Moto
Joseico
Juanandresos
Juanchachos
Juanitos
Juanjesuses
Juansantos
Juansinboca
Julianes

L
La Cana
La Nica
La Pajota
La Pata
Latas
Lelebullas
Ligero
Locos
Loreto
Los Tartas
Los Trochos
Lucas
Lupo

M
Macarios
Madoros
Maeros
Maganes
Maiques
Majareños
Malenos
Malina
Malinos
Mantecas
Maquinón
Marcelinos
Marineros
Marines
Marquitos
Marrosarios
Martinezdelarosa
Medio Peo
Meinas
Melguizos
Mellao
Melocotón
Melosos
Menas
Meno
Menillo
Mesoneros
Miguelicos
Mirubi
Mixto
Mochas
Molineras
Moncho
Mona
Monchito
Mondraga
Moneilla
Montesinos
Moño
Mordelones
Morillas
Morucho
Moto
Mugres
Muni
Músicas

N
Naranjito
Naranjo
Nariz Colorá
Negro
Netes
Nietos
Niñasención
Noletas
Nono

O
Ojoperro
Orejas
Orencias

P
Pabila
Pacoplata
Pacurros
Pajotes
Panocha
Pantera Rosa
Pañeros
Papalanes
Parrona
Pasos
Pastoros
Patas
Pavilos
Pelones
Pepelu
Pepeberos
Pepones
Perdigones
Pereas
Peretes
Pescadilla
Pichanes
Pichanes
Pichín
Pilios
Pimientas
Pinchos
Pingos
Pintamonas
Pipirita
Pirata
Pirulo
Pistolas
Pitos
Piver
Ponces
Pontoneros
Porras
Porrillas
Pontoneros
Portones
Posaeros/as
Prepedigna
Primitivos
Puntas
Puricos
Puros

Q
Quesadas
Quintos

R
Ranillas
Rascayús
Rastrabarros
Ratón
Reginos
Remendaos
Remigio
Remolinos
Reniegos
Reoles
Retoños
Ricardines
Riconuevo
Rizos
Romalda
Romos
Rompetechos
Rosetos
Rubillos
Rucos

S
Sáez
Sánchez
Santiagos
Sarrios
Seco
Sema
Senna
Sequias
Serranos
Sheriff
Silencio
Silleros
Solis
Sopas
Sordo
Suave
Susanos

T
Tablillas
Tacuaca
Támaras
Tapón
Tartas
Tatos
Taxi
Tejeores
Tenazas
Terrones
Tesoreros
Tigre
Tijeras
Tobalos
Tocaores
Tomillos
Toneles
Toñas
Toñacos/as
Torales
Torreznos
Tórtola
Tosquilleros
Triburcio
Trigoliche
Trompas
Truchas
Tuerto
Turbo
Turronero
Tusa

V
Valdinos
Varón Dandy
Veba
Vejigilla
Vélez
Vieros
Vilortas

W
Welei
Wylimón
Willy

Y
Yasín
Yuri

Z
Zorro
Zurita


COMIC ALCALDE CARBONERO

jueves, 25 de marzo de 2010
El año pasado, Marielia y su marido, Fran Sevilla, realizaron un comic sobre la historia del Alcalde Carbonero. Es una maravilla, es realmente una maravilla.




Para ver a pantalla completa el pdf, pinchar sobre la imagen. Si os molesta la publicidad del lateral derecho podeis pinchar en la x superior para cerrarlo. Para cerrar la pantalla debeis de subir el puntero a la parte superior de la pantalla. Las demás opciones las dejo para que las exploréis.

Para descargar el fichero en pdf pincha AQUÍ.


Vía |Marielia, Fran Sevilla y Dinamizador